Está usted en: Ciudadanía >> Tu salud >> Vigilancia y Control >> Red de Alerta Alimentaria

Red de Alerta Alimentaria

La Red de Alerta Alimentaria, es un sistema de comunicación entre las Autoridades competentes en materia de seguridad alimentaria, cuyo objetivo es evitar la comercialización, y en su caso, la efectiva retirada del mercado de alimentos no seguros para el consumidor.

Las empresas alimentarias son responsables de poner en el mercado productos seguros, para ello deben cumplir con todos los requisitos establecidos en la normativa en materia de seguridad alimentaria de aplicación. Para alcanzar este objetivo, las empresas cuentan con sistemas de autocontrol adaptados a sus necesidades en función de la actividad desarrollada, cuya eficacia es además verificada por la Autoridad competente.

No obstante, a pesar de los controles instaurados por la empresa y de las verificaciones que realiza la administración, a veces, pueden llegar al mercado productos que no reúnen todas las garantías sanitarias, situaciones que requieren la activación de la denominada Red de Alerta Alimentaria.

La Red de Alerta Alimentaria, es un sistema de comunicación entre las Autoridades competentes en materia de seguridad alimentaria, cuyo objetivo es evitar la comercialización, y en su caso, la efectiva retirada del mercado de alimentos no seguros para el consumidor.

La gestión y coordinación de la Red de Alerta Alimentaria a nivel nacional la realiza la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) a través del Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (S.C.I.R.I.). Este Sistema a su vez se encuentra integrado en los Sistemas de Alerta tanto comunitarios (Rapid Alert System for Food and Feed - RASFF) como internacionales (INFOSAN).

En el SCIRI participan, además de la AESAN como coordinadora a nivel nacional, las Autoridades competentes en materia de seguridad alimentaria de las Comunidades Autónomas y de las Ciudades Autonómicas de Ceuta y Melilla, y otros  organismos /organizaciones implicados.
El punto de contacto de la Red en la Comunidad Autónoma de Cantabria es la Dirección General de Salud Pública, que a través del Servicio de Seguridad Alimentaria, centraliza y coordina las actuaciones de los Inspectores de Salud Pública dentro de su ámbito territorial.
Este sistema diseñado en forma de red, mediante el intercambio rápido de información entre las distintas Autoridades competentes que lo integran, permite mantener una constante vigilancia frente a cualquier riesgo o incidencia relacionado con los alimentos, y adoptar en caso necesario las medidas oportunas sobre aquellos productos alimenticios que pudieran tener repercusión directa en la salud de los consumidores.

Papel de empresas alimentarias:

Las empresas alimentarias, como responsables de comercializar sólo alimentos que sean seguros, si tienen razones para pensar que los alimentos que están bajo su responsabilidad no lo son, deberán informar inmediatamente a las autoridades sanitarias, retirar del mercado el alimento afectado, y cooperar con las actuaciones que emprendan las autoridades para reducir los riesgos.

En caso necesario, la empresa alimentaria informará a los consumidores de las razones de una retirada del mercado, e incluso recuperarán los productos que ya se hayan suministrado.

Papel de los consumidores:

En algunas ocasiones, los alimentos de riesgo han podido ser adquiridos por los consumidores y encontrarse en sus hogares.

En estos casos, es necesario informar a la población a través de los medios de comunicación habituales (prensa, televisión, radio…) para que las personas que tengan el alimento en casa no lo consuman, o bien que los consuman siguiendo las recomendaciones que se indiquen.

Enlaces

Menú Ciudadanía

Destacamos