Escucha esta información Escuchar

07 nov 2011

Espironolactona y riesgo de hiperpotasemia

El Sistema Español de Farmacovigilancia sigue recibiendo notificaciones de casos graves de hiperpotasemia asociadas al uso de espironolactona en insuficiencia cardiaca congestiva

Espironolactona es un diurético ahorrador de potasio que actúa mediante inhibición competitiva de la aldosterona. El efecto resultante es la pérdida de agua y sodio urinarios, y la retención de potasio e hidrógeno.

Se encuentra autorizado en España para su administración por vía oral en comprimidos de 25 mg y 100 mg para el tratamiento de la hipertensión arterial (la dosis inicial habitual es de 50-100 mg al día) y de la insuficiencia cardiaca congestiva (ICC) clases III y IV de la NYHA (habitualmente 25 mg al día).

Es bien conocido el riesgo de producir hiperpotasemia sobre todo relacionada a la falta de control adecuado de los niveles de potasio y de creatinina séricos, o a la utilización de dosis altas (100 a 300 mg diarios) o resultado de la utilización de otros medicamentos ahorradores de potasio, o a veces por coincidir con la administración de suplementos de potasio.

El Sistema Español de Farmacovigilancia sigue recibiendo notificaciones de casos graves de hiperpotasemia asociadas al uso de espironolactona en insuficiencia cardiaca congestiva y la AEMPS quiere con esta Nota recordar las recomendaciones para el correcto manejo de estos pacientes con el objetivo de minimizar este riesgo.

Como siempre os recordamos la importancia de notificar las sospechas de reacciones adversas, especialmente las graves, y las producidas por medicamentos de reciente comercialización.

Las notas íntegra las podéis obtener de la AEMPS en:
http://www.aemps.gob.es/informa/notasInformativas/medicamentosUsoHumano/seguridad/2011/NI-MUH_22-2011.htm